Valencia Basket vence al CSKA en un partido de hitos y reencuentros (103-99)

Segunda vez que se enfrentaban estos dos equipos en la temporada, cuarta en total; también segunda en La Fonteta. Esta temporada la victoria había sido para el CSKA en Moscú, aunque la primera vez que se vieron las caras en la historia fue en tierras españolas. Entonces ganó el Valencia Basket, la primera vez jugaba De Colo en Valencia, también Rafa Martínez pero el Chacho no estaba por allí… Aun así la historia se repitió 8 años después, Valencia ganó al CSKA y el record histórico entre ambos es de 2-2, lo que permite a los locales sumar la 8º victoria en esta Euroliga.

El primer cuarto empezó con ambos equipos tratando de anotar en los primeros segundos de posesión, con Tibor Pleiss liderando a los suyos en anotación y defensa, pero en el CSKA la magia de Nando de Colo junto a Sergio ‘El Chacho’ Rodríguez mantenían a los suyos en un buen ritmo.

Los de Dimos Itoudis llegaron al ecuador del cuarto con un marcador 13-17, con el duo dinámico del conjunto ruso haciendo fácil lo que otros no podrían ni imaginar para fagocitar a Will Clyburn y Voronsevitch, pero Pleiss aguantaba el tirón.

Alberto Abalde y San Emeterio eran los estandartes del equipo en la última parte del cuarto, pero finalmente el ímpetu visitante con De Colo y Clyburn fue suficiente para que el luminoso marcase un 21-23 al final del cuarto, siempre remontando los parciales rivales.

 

El segundo periodo comenzó con Bojan Dubljevic, Joan Sastre y en general Valencia Basket muy activos en ataque además de en defensa, pero el conjunto moscovita, que vestía de blanco, seguía con el Chacho haciendo magia.

Fernando San Emeterio era verso libre dentro de la ofensiva local en este punto del partido, que estaba elevándose a unas cotas cercanas a los diez de diferencia, junto con Abalde eran el antídoto necesario para que la aportación se quedase en poca cosa. Al ecuador del cuarto el marcador reflejaba un 36-30 que pondría a prueba la resistencia de liderazgo en el partido ante un gran rival, algo que no ha hecho en muchos puntos de la temporada.

Erick Green y Will Thomas estaba cogiendo sensaciones en su primera presencia en el equipo local, aunque De Colo tratarse de igualar la contienda. Hacia el final los errores se fueron haciendo cada vez más presentes, pero el propio base americano de Valencia Basket y un Abalde sensacional llevaban al conjunto valenciano en volandas hacia la victoria temporal, aunque los visitantes recortaron la diferencia con un par de acciones ofensivas (las defensivas fueron muy cuestionadas por la grada). Al descanso 49-42, con los locales a pleno rendimiento.

 

La segunda parte del encuentro se iniciaba de la peor manera posbile para Valencia Basket. El equipo anteriormente del ejército ruso, puso un parcial de 7-0 de inicio comandado por Cory Higgins, Will Clyburn , Voronsevitch y un De Colo espectacular. Aunque Dubljevic no tardó en aparecer para hacer resurgir a su equipo, con 8 puntos hasta este punto del cuarto. Al ecuador del cuarto el Valencia dominaba por 61-58.

Tanto Fernando San Emeterio y Semen Antonov tenían 4 faltas, más importante la situación del veterano jugador vallisoletano de Valencia por su implicación habitual. Aunque la ‘jugada’ del partido fue cuando Will Thomas.

Fridzon recortaba distancia en el marcador desde el triple, pero Rafa Martínez y Green percutían en el aro rival como si no hubiese un mañana. El marcador al finalizar el cuarto 73-66, con Valencia liderando la contienda, en el cuarto que no suele hacerlo, pero estaba todo por decidir.

 

El útlimo cuarto lo empezaba Valencia sumando tiros libres tras las dos técnicas que acabaron con Dimos Itoudis expulsado, por aplaudir.

Dubi y Green era esencia viva de la #CalderaTaronja, en pleno estado de ebullición en ataque, desplegando magia en cada jugada. Pero el señor De Colo estaba en las mismas. Valencia Basket llegó al ecuador del cuarto con un gran 84-78 a favor, con Will Thomas entonándose tras su momento de lapsus y Sastre que recuperaba sensaciones poco a poco.

Tras ello llegó un momento caliente del partido, Cory Higgins hacía un soberbio mate sobre Pleiss, con 2+1 incluído, dos técnicas a San Emeterio y CSKA anotando todos sus tiros libres disponibles.

Rafa Martínez se encargó de animar a la grada desde el 6.75 , anotando de forma prácticamente constante y siendo el quinto jugador en alcanzar los dobles figuras en un equipo que estaba superando los 90 puntos contra el líder de la máxima competición europea de baloncesto. Pero pese a la gran defensa realizada, el CSKA seguía ahí.

Con prácticamente un minuto por jugarse, el partido estaba empatado a 93; un partido de altos quilates que demostró las ocasiones posibles para fiarse de un rival en esta competición: ninguna.

Por si acaso, Abalde desde le triple se lo recordaba y de paso se demostraba el gran potencial que se lleva gestando todo el año en tierras valencianas. Voronsevitch falló el triple que podría haber cambiado la historia. Thomas puso el marcador a 100, Dubi solo anoto un libre y Andrei Voronsevich anotó, esta vez sí, su intento triplista. De Colo recibió una falta: metió el primero, tiro a fallar, cogió el rebote, anotó… pero hizo falta en el rebote.

Green metió los últimos dos libres para poner el 103-99 definitivo. El público lo celebró en grande y Tibor Pleiss se convertía con su segundo tapón de la noche en el 10º máximo taponador de la competición junto a Denis Marconato, otro hecho más a celebrar del conjunto local.

 

 

José Ramón Alba

José Ramón Alba

Apasionado del baloncesto europeo y NBA desde 2011. Valencia mi tierra , Boston Celtics mi amor platónico y Fenerbaçe Ulker algo parecido a un amante. Con ganas de transmitir al mundo mi amor por el juego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!