Baskonia pone en jaque al Barça (85-79)

Segundo encuentro y segunda victoria del Baskonia en un Buesa Arena repleto para que la afición alavesa pudiera ver un partido mucho más emotivo que el que abrió la serie ante los catalanes. En la segunda parte estuvo la clave, donde los de Pesic no pudieron con el mayor fondo físico y de armario de los de Pedro Martínez. 

Un primer cuarto en negativo respecto al primer partido, pues en esta ocasión los que salen con las pilas puestas son los blaugranas con Moerman desde el perímetro y Tomic desde la pintura. Janning se pone a 2 con un triple pero solo sería un espejismo (7-9), ya que los de Pesic, con un parcial de 1-13, les levantaban los colores a los alaveses y quedaban 2:40 para el final del cuarto.

A 42 segundos del final del cuarto el Barça doblaba en el marcador a los locales (13-26), pero una secuencia de despropósitos de Reynolds, la versión pobre de Seraphin, con una falta en ataque, una pérdida y una falta personal, mete de nuevo en el partido a los de Pedro Martínez (18-26).

Poirier inicia el segundo cuarto con dos puntos que pone a los suyos a 6, pero lo cierto es que las diferencias seguirían siendo favorables a los blaugrana de entre los 7 y los 11 puntos hasta los 4 últimos minutos antes del descanso (29-35).

A partir de este momento alternativas continuas; a Granger le respondían Tomic y Hanga y el tiempo muerto de la TV favorecía de nuevo a los catalanes con 8 arriba (31-39). Sin embargo las pérdidas de los alaveses serían un factor determinante, también negativo y a la inversa que en el primer partido, donde 15 pérdidas de los de Pesic supusieron 21 puntos para los de Vitoria. En este segundo encuentro, hasta el descanso, 10 pérdidas de los locales que se convertían en 14 puntos del FC Barcelona Lassa, pagando con la misma moneda y con un nivel defensivo que no mostraron hace dos días.

Un triple de Huertas ponía a los de Pedro Martínez a 5 puntos, pero Navarro, Moerman y un más entonado Reynolds, ponían de nuevo a los blaugrana 10 arriba al descanso, fallando Navarro en transición una bandeja que en otros tiempos acabaría con un 2+1 (38-48).

El tercer cuarto comenzaba con Janning y Huertas diciéndole a sus rivales que iban a tener que sufrir en el Buesa Arena. Y a pesar de que Moerman convertía su 4/4 en triples, la reacción definitivamente llegaba  con triples de Beaubois y Voigtmann y una genialidad de Huertas en transición que obligaba a un tiempo muerto de Pesic (51-54).

Eran los mejores momentos del encuentro, con un pulso de poder a poder entre dos candidatos al título y, aunque los locales seguían a remolque en las distancias cortas, llegó el nirvana de Janning con dos triples que pone a los suyos por delante por primera vez en el encuentro, a dos minutos del último cuarto (64-63). El empeño de Hanga y Moerman no era suficiente y los de Vitoria de nuevo seguirían arriba a falta de 10 minutos para el final con el primer error desde los 6,75 de Moerman sobre la bocina (67-65).

El último cuarto podría ser de lo más legendario después de un parcial de 29-17 de los locales y 17 puntos de Janning, que acompaña a Moerman entre los destacados de ambos conjuntos. Y lo cierto fue que el pulso igualado fue lo más predominante, aunque en esta ocasión las diferencias eran favorables a los alaveses en el rango de los 5 puntos.

Huertas y Timma por parte local y el dúo Jackson-Claver por parte blaugrana consolidaban el equilibro hasta los últimos 5 minutos. Sería a partir de un tiempo muerto de la TV cuando los de Pedro Martínez se irían a los 7 arriba, a pesar del buen papel de Tomic en la pintura y Claver desde el perímetro.

A 3 minutos del final los de Pesic no quieren perder las opciones de estar en la final y apretarían los dientes en defensa como nunca para situar el electrónico en diferencias por debajo de los 5 puntos (80-76) con otro tiempo de la TV.

Pero no obstante la victoria  sería para los alaveses, que supieron sufrir lo suficiente con Shengelia y Poirier, otra vez auténticos supremacistas de la pintura ante sus homólogos blaugranas, y una bien llevada dirección de Huertas, más cerebral y listo que Heurtel, administrando magistralmente las diferencias, que llegaron a ser de 7 a menos de un minuto para el final y ya con el encuentro virtualmente decidido (85-79).

 

 

 

 

 

 

Juan Isorna

Profesional del campo, aficionado al baloncesto y aprendiz de "cuenta cuentos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido !!