Los hombres de negro se quedan a oscuras

Nueva final en Badalona y triunfo sin paliativos de los hombres de Carles Duran, frente a un apático Bilbao, al que se le complica el futuro en la Liga Endesa. La Penya barre de la pista a su oponente y le supera incluso en el average (+28), en un partido excelso de todas sus líneas.

El resultado final ha sido contundente, 84 a 56.

Partido inverosímil, por la trayectoria de los locales en ésta campaña, el disputado en la matinal del domingo en el Olímpic de Badalona, ante 5.300 espectadores. Nuevamente el patrocinador Don Piso, vuelve a aportar 1.000 entradas al encuentro, y éstas son aprovechadas para que los simpatizantes del Joventut vuelvan a acudir a apoyar al histórico club de Badalona. Una nueva final frente a un rival directo, ya sin margen de maniobra, era o ganar o ganar, para seguir con las esperanzas intactas en busca de la salvación. El público, que era muy consciente de la importancia del encuentro, apretó de principio a fin para aupar a los suyos a una nueva victoria.

Los datos en la previa nos dejaba a la Penya como colista y a Bilbao a dos victorias del equipo local. Partido de reencuentros, los ex Joventut, Álex Mumbrú y Pere Tomàs, volvían al club donde se formaron como jugadores hace ya unos años. Al primero se le entregó una camiseta conmemorativa del Joventut, a manos del presidente de la entidad (Juanan Morales), en muestra de reconocimiento a su dilatada trayectoria deportiva y por su inminente retirada del baloncesto profesional. El coach ved i negre, Carles Durán, se enfrentaba a quien había sido su equipo al inicio de esta campaña. Avisaba en la previa que su preocupación era «la de salir intensos y concentrados y que confiaba en la plantilla y en el público». Y realmente, la clavó, ya que todos sus deseos se hicieron realidad (al menos en el día de hoy)

El Joventut tenía  la baja por lesión del base Maalik Wayns, mientras que Bilbao, presentaba al equipo completo.  

El partido empezaba con la formación local, Laprovittola, Ventura, Gielo, Conger y el pívot sueco, Simon Birgander. Mientras que los vascos presentaban a Tabu, Redivo, Hervelle, Tomàs y Gladness.

Se inició el partido con los de Durán apretando, conscientes de la responsabilidad que conllevaba el partido de ayer. La intensidad en el juego de la Penya, esta vez sí, duró los 40 minutos reglamentarios. Sirva como dato sólo el primer cuarto, parcial de 14 a 4, que da buena cuenta del miedo por el encuentro de que disputaban (sirva para ambos conjuntos) y de lo enchufado que estaban los locales con respecto a los visitantes. La primera canasta visitante por parte de Tabu (0 a 2), fue un mero espejismo de lo que sería el resto del encuentro, dominio verd i negre de principio a fin. Después de la desventaja inicial y acto seguido, parcial de 14 a 0 para romper el hielo (precisamente con el alero Gielo, como gran protagonista en el inicio del encuentro). La intensidad y la confianza de los de Badalona contrastaba con la apatía y los errores de su rival, una constante que duró los 40 minutos del partido. La dureza defensiva  y su intensidad fue la clave en el cuarto.

Fuente de la imagen: Deia.eus

El segundo cuarto fue algo más igualado, en cuanto a juego. El parcial en el minuto 14 era de 26 a 9 y Joventut fue administrando sus ventajas para evitar precipitaciones que diera al traste con el buen inicio de partido. En el minuto 18, tras triple de Conger, el resultado era de 37 a 16, recordamos que los vascos ganaron de 25 en la primera vuelta y conseguir el average ya no era un sueño. Aunque un mini parcial de +8 para Bilbao, que hizo que al descanso sólo perdiera por 13 puntos (visto lo visto, mejor de lo previsto). Marcador a la media parte de 37 a 24 y parecía, ahora sí, que los vascos ya se habían levantado para disputar el partido.

Se intuía que el paso por los vestuarios pondría a Bilbao en el partido, ya que en pocos minutos, se había pasado de sentirse amenazado por el average, a luchar por el partido incluso (min.23, 41 a 33), lo que obligó a Duran a pedir tiempo muerto para cortar la sangría. Y funcionó, nuevo parcial de 9 a 0 para la Penya en tres minutos, con la dupla Gielo – Jordan, como estiletes y con Laprovittola como auténtico M.V.P. del encuentro, volviendo a la tónica del encuentro con ventajas cómodas. Final del tercer cuarto, con el resultado de 61 a 36 (empatando el average y tras un espectacular 16 a 0 de los locales) y con el parcial en el cuarto, ganado por Divina Seguros por 24 a 12.

El último cuarto se iniciaba de forma espectacular, gracias a un gran mate del pívot Birgander tras pick and roll. El parcial de 23 a 20 sólo tuvo la incertidumbre de saber si Joventut sería capaz de darle la vuelta al basket average y, sí, se la dió. Le puso más ganas y más carácter que su adversario y a la postre, consiguió sobrepasarlo incluso con cierta solvencia. El +28 final podría tener sus consecuencias positivas para los locales y negativas para los visitantes, tiempo al tiempo. Gran partido el disputado por parte del Divina Seguros Joventut en todas sus líneas, con mención especial a Laprovittola, autor de los últimos siete puntos del equipo, llevándose el equipo a la espalda y cargando con la responsabilidad de la dirección y de la ejecución en los minutos calientes del encuentro. El argentino tendrá más o menos fortuna, pero es un jugador que nunca se esconde.

Partidazo en Badalona, (en clave local, claro), que hace que los catalanes afronten el final de liga con la moral por la nubes. Las únicas preocupaciones, parecen tener nombre y apellidos. Concretamente, una es la nula aportación de Sergi Vidal (varios partidos ausente, se desconoce la causa) y la otra, el bajón físico más que preocupante de otro puntal del equipo, Jerome Jordan. Se antoja muy importante tanto el concurso de uno como el del otro, para poder conseguir la ansiada permanencia en la Liga Endesa. Por otro lado, el equipo bilbaíno ofreció muy mala imagen en la mañana de ayer en Badalona. Por momentos parecía un equipo desalmado, sin garra ni intensidad en su juego, y más sabiendo que competía contra un rival directo por la permanencia. Sin esquema definido de juego y muy fallón desde el inicio hasta el final, parecía que el envite le venía grande. Mucho deberá mejorar los de Mrsic para no tener problemas serios en lo que queda de liga.

84 – Divina Seguros Joventut (14+23+24+23): Laprovittola (22), Ventura (2), Conger (8), Gielo (18), Birgander (6) -cinco inicial-, Richard (11), López-Arostegui (6), Kulvietis (2), Jordan (4) y Dimitrijevic (5)

56 – RETAbet Bilbao Basket (4+20+12+20): Tabu (6), Redivo (5), Tomàs (12), Hervelle (9), Gladness (-) -cinco inicial-, Salgado (-), Thomas (4), Mumbrú (14), Rebic (2), Todorovic (1), Hammink (-) y Bentil (3)

Los mejores

En el Divina Seguros Joventut, Laprovittola (22 p., 10 asist. y 31 val.) y Gielo (18p. y 13val.). Posición en la tabla, penúltimo, 17º, con 7V y 21D.

Los mejores de Bilbao, Mumbrú (14 p., 4 reb. y 9 val.) y Pere Tomàs (12 p., 3 reb. y 6 val.). Posición en la tabla, 16º, con 8V y 20D.

 

Otros datos de interés

Los árbitros, Antonio Conde, Francisco J. Araña y Raúl Zamorano. Sin eliminados en ninguno de los dos equipos, su labor no tuvo transcendencia en el resultado final.

Próximo partido de ambos equipos (jornada 29) :

San Pablo Burgos – Divina Seguros Joventut (domingo 22 abril 12,30h.)

RETAbet Bilbao – Morabanc Andorra (domingo 22 abril 12,30h.)

Desde BASKETX, te informaremos de todos los partidos de la jornada número 29 de la Liga Endesa.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error: El contenido está protegido !!