El último cuarto decanta la victoria del Granca frente al Obradoiro (82-64)

EL Herbalife Gran Canaria se resarce de su eliminación en la Eurocup con una victoria sustentada en una buena defensa a los pívots obradoiristas, que hizo efectiva en el último cuarto pasando por encima de su rival, con tan solo 5 puntos encajados.   

Encuentro disputado en el Gran Canaria Arena donde se daban cita dos conjuntos con objetivos diferentes. El Herbalife Gran Canaria venía de un encuentro de Eurocup muy controvertido ante el Lokomotiv ruso que les ha eliminado de la competición y aspiraba a estar lo más arriba posible para los play offs por el título, frente al Monbus Obradoiro que buscaba una victoria que les blindase la permanencia definitivamente, pero que se presentaba con las bajas importantes de su principal estilete, Matt Thomas y del escolta Martins Laksa. Por parte local Markus Eriksson era la baja ya conocida desde el pasado mes. 

Primer cuarto en el que los claretianos atenazaron desde dentro a los hombres de Moncho Fernández, obligando con flashes defensivos a que tuvieran que ser los jugadores de perímetro los que resolvieran desde muy lejos. 4 triples, dos de Bendzius, dos de Simmons  y solo dos puntos de Pustovyi fue el balance visitante en este cuarto, mientras que los amarillos lograban mayor variedad de recursos en ataque con triples de Aguilar y puntos de Radicevic, Brusino, Pasecniks y Báez. El 24-16 dejaba claro las diferencias entre uno y otro conjunto.

El segundo cuarto se inicia con la misma tónica. Variedad de recursos de los amarillos con una triple de Seeley, bien acompañado de Mekel y Báez.  Los gallegos solo anotaban desde el perímetro (triple de Sábat) y Radovic desde el tiro libre y esto no era suficiente para compensar los puntos de los aleros Brusino y Rabaseda que ponían a los suyos por encima de los 10 puntos a 2:33 del final (37-26).

En lo que resta de cuarto se amplía la sangría para los visitantes y Aguilar de nuevo desde el perímetro, acompañado de Fischer en la pintura, ponen 17 arriba a los de Luis Casimiro, que hoy observaba menos crispado este encuentro a diferencia del partido ante los rusos. Solo una triple de Navarro sobre la bocina maquilló el resultado al descanso (48-34).

El tercer cuarto lo inician los gallegos con las pilas más puestas que los canarios. Bendzius con dos canastas de campo y una triple junto a Pustovyi en la pintura, consiguen bajar la barrera de los 10 puntos (50-43). Y aunque Radicevic y Balvin respondían, este era el cuarto del jugador lituano del Obradoiro, pues los gallegos conseguían igualar a 4:28 del final (53-53).

Lo que ocurrió después fue que Oliver saltó a la cancha e hizo 10 puntos consecutivos con dos triples sin error. De aquí al final una bandeja de Fischer y una triple de Corbacho dejaba el electrónico en 65-59 a favor local.

El último cuarto se vislumbraba interesante después de la diferencia de +17 a favor canaria reducida a tan solo 7 puntos. Pero el encuentro se puede decir que se acabó cuando señalan la quinta del montenegrino Radovic y prácticamente a continuación la cuarta de Pustovyi.

Los canarios consiguieron entonces encadenar un 14-2 aprovechando las pérdidas y las consecuentes transiciones, que significaron puntos que a la postre dejaron visto para sentencia el partido. Balvin, Radicevic y Rabaseda fueron los jugadores clave en el apartado ofensivo (80-61) a poco más de 2 minutos para el final. Por si fuera poco para los visitantes, llegaba la quinta de Pustovyi.

Solo una triple de Simmons con segundos para terminar y 2 puntos de Radicevic por parte local fue lo más reseñable en el tiempo restante. Los gallegos absolutamente desaparecidos en este cuarto, no pudieron competir en ningún momento, con solo 5 puntos de balance ofensivo.

Otra vez las pérdidas lastraron de forma brutal al Obradoiro (24) igual que en la pasada jornada frente al Fuenlabrada. Los amarillos, con solo 10, conseguían sacar 25 puntos a los gallegos en esta faceta del juego.

La calidad de una plantilla y otra también tuvo su peso. El dato de la anotación del  banco claretiano es clarificador frente a la segunda unidad de los hombres de Moncho Fernández: 44 frente a 23.

Gran Canaria 82 (24+24+17+17): Oliver (10), Mekel (4), Rabaseda (6), Aguilar (9) y Balvin (9) -cinco inicial-. Radicevic (10), Seeley (7), Brussino (5), Báez (8),  Pasecniks (6) y Fischer (10).

Obradoiro 64 (16+18+25+5): Pozas (1), Bendzius (21), Simons (11), Llovet (4) y Spires 4) -cinco inicial-. Sabat (5), Radovic (4), Navarro (5), Corbacho (3) y Pustovyi (6).

Árbitros: Hierrezuelo, Caballero y Torres. Eliminaron por cinco personales a los jugadores visitantes Radovic (m. 33) y Pustovoy (m. 38).

Incidencias: Partido de la Jornada 22 disputado en el Gran Canaria Arena, ante 4.176 espectadores.

 

 

 

 

 

 

 

Juan Isorna

Profesional del campo, aficionado al baloncesto y aprendiz de "cuenta cuentos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido !!