Vuelve a salir “cara” para el Obra ante UCAM en un partido sin calidad ofensiva (70-68)

Foto: Xoán A. Soler

En un encuentro “a la griega”, que pasará a la historia de la ACB por su bajo tanteador durante los 40 minutos, el Monbus Obradoiro se hizo con la victoria en la prórroga y sobre la bocina, gracias a un “buzzer beater”  de su jugador más desequilibrante: Matt Thomas. UCAM previamente tuvo la misma opción con el electrónico a cero en las manos de Hanna,  en el último cuarto. 

Fue un partido a la griega, pero sin la presencia de la calidad de Diamantidis ni de Spanoulis, que también recordaba a aquellos tiempos del pallacanestro italiano de los 80, donde las defensas primaban sobre los ataques y el oficio de veteranos como Meneghini, D’antoni o Marzoratti, se imponía ante jugadores más jóvenes y talentosos en las competiciones europeas.

Lo de esta tarde del sábado fue un “face to face” donde la falta de calidad ofensiva fue el principal denominador común, porque la estrategia defensiva maniató de forma particular la capacidad del perímetro de ambos equipos.

La primera parte de este encuentro fue aburrida para el espectador, que llegó a presenciar “gazapos” indignos de jugadores de la primera categoría del baloncesto y donde, consecuentemente, la lucha por el rebote se tornaba en el único aspecto emotivo del juego. El primer cuarto transcurría con ventajas obradoiristas que desde el perímetro estaban tan desacertados como su rival pero lo compensaban metiendo balones bajo aro.

A casi 4 minutos para el final de este periodo el marcador estaba en 10-6, que solo se amplió a favor de los locales con el electrónico a cero (13-6). Radovic, Bendzius y Pustovyi ponían tierra de por medio ante un UCAM en el que Soko parecía muy solo en la pintura y a Oleson le ocurría lo mismo con Rojas, de perfil más defensor.

Thomas consigue la máxima renta del encuentro al inicio del segundo cuarto (18-9), pero el ritmo de juego era el mismo y los guarismos tenderían a igualarse por la gran defensa pimentonera planteada por Ibon Navarro. Benite Kloof serían los dos revulsivos, con un 0-8 de parcial, frente a los que Moncho Fernández no encontró un antídoto en la rotación.

Después del tiempo muerto de la TV, sería Antelo el encargado de mantener el pulso a los locales y el principal catalizador de irse al descanso con ventaja universitaria, gracias a las acciones de Hanna y Oleson (22-26). Solo Thomas y Spires con jugadas en la bombilla respondían de forma muy trabajada por parte local, ante la citada estrategia de los de Ibon Navarro.

El tercer cuarto se iniciaría con intercambio de puntos, intercalados también por pérdidas, errores en el lanzamiento y faltas personales. A 6:56 del final del tercer cuarto el UCAM alcanza su máxima diferencia del encuentro de 7 puntos gracias a una triple de Oleson (26-33). Pero de nuevo la entrada de Radovic, bien acompañado del “todo terreno” Bendzius y una triple de Sàbat, volverían a poner por delante a los de Santiago, eso sí, con mayores dosis de emoción entre la afición.

A partir de este momento el periodo transcurrió en condiciones de igualdad que a 30 segundos del final rompe una triple de Benite (41-44). El tiempo muerto de Moncho Fernández no sirvió de nada y con esta ventaja el equipo murciano encararía el último periodo.

Pero el inicio del último cuarto sería favorable a los intereses locales pues dos triples del jugador de Iowa, Thomas, con la ayuda de dos canastas de Spires, tomaban de nuevo ventaja en el electrónico (51-44). El tiempo muerto de la TV le salió rentable a Ibon Navarro para azuzar una mayor motivación de sus jugadores en defensa. Benite y Soko pondrían la presión necesaria para que el Obra pudiese errar en alguno de sus ataques.

Pustovyi y Thomas respondían una y otra vez a los aciertos de estos dos jugadores pimentoneros y precisamente una triple del jugador británico pondría a 2 puntos de su rival a los suyos (55-53). Hanna convierte un triple pero, ante la orden del coach compostelano de no hacer falta, falla el decisivo sobre la bocina y el encuentro se va a la prórroga.

En los 5 minutos añadidos de juego, la iniciativa ofensiva correspondería a los locales con diferencias cortas, donde ahora sí, Radovic y Pustovyi se convertirían en jugadores fundamentales en ataque. A 2:44 del final, el jugador montenegrino ponía 4 arriba a los suyos con una triple (63-59).

Por parte visitante, sin duda Owie Soko fue el jugador que puso el esfuerzo suficiente para igualar la contienda a 68, aunque fuese baldío ante la genialidad sobre la bocina de Thomas, que con la mano de Oleson en su cara consigue los puntos del triunfo.

70-Monbus Obradoiro(13+9+19+16+13): Sábat (8), Matt Thomas (15), Bendzius (11), Pustovyi (17) y Radovic (13) -equipo titular- Corbacho, Llovet, Simons, David Navarro, Pozas y Spires (6).

68 – UCAM Murcia (6+20+18+13+11): Hannah (5), Oleson (13), Delía (1), Rojas (1) y Soko (18) -equipo titular- Urtasun, Antelo (5), Alberto Martín, Kloof (9), Tumba y Benite (16).

Árbitros: Martín Bertrán, Calatrava y Mendoza.

Incidencias: partido correspondiente a la Jornada 20 de la Liga Endesa disputado en el Multiusos Fontes do Sar ante 4.768 espectadores.

Juan Isorna

Profesional del campo, aficionado al baloncesto y aprendiz de "cuenta cuentos"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Esto sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

error: El contenido está protegido !!